Bingote: jugar al bingo mientras haces otras cosas

Internet ha creado una buena cantidad de estereotipos, pero ha roto muchos otros: uno de ellos es el del jugador de bingo concentrado en su cartón o cartones hasta el punto de que nada podía sacarlo del trance de papel y números en el que se encuentra inmerso.

Eso de jugar en silencio, concentrado, viendo al de al lado como a un rival se acabó, gracias, de un lado, a la posibilidad de jugar online y, de otro, al chat. Sí, has leído bien: puedes relajarte y charlar con otros usuarios mientras juegas al bingo. El artífice se llama Bingote.

Puedes encontrar el Bingote en la web de Botemanía y, si sabes jugar al bingo, sabes cómo participar en este juego. De hecho, tú sólo tienes que ponerte cómodo y dejar que el ordenador juegue por ti. Y tú, mientras tanto, chateando o divirtiéndote entre amigos.

Compra cartones, sigue con tus tarjetas diarias o, si tienes que hacerlo, puedes incuso apagar el ordenador: el bingo revisa los cartones automáticamente y te avisa de los premios que te hayan tocado mientras no estabas delante de la pantalla del ordenador.

Una oportunidad cada seis minutos

Para que lo sepas, cada seis minutos empieza una partida, de modo que, en cuanto hayas comprado los cartones, tendrás que esperar muy poco tiempo para acceder a los premios de la página de Botemanía.

Las normas del Bingote se refieren a que las partidas se juegan con bombos de 75 bolas. Cada jugador adquiere un número equis de cartones virtuales con números escritos. La idea es que salgan en las bolas los números que el jugador tiene en el cartón. Hasta ahora, más o menos, las reglas del bingo como tal.

Lo que hace especial al Bingote

Pero, a la hora de marcar en el cartón los números que van saliendo (números de llamada, que se dice), podemos elegir tacharlos nosotros mismos o, en Bingote, hacer que el sistema los marque automáticamente, seleccionando la opción de “automarcado”.

Para saber la cantidad de números que aún necesitas, sólo tienes que mirar a la izquierda del ticket que hayas adquirido. Si, además, has decidido que el ordenador juegue por ti y has seleccionado la opción de automarcado, verás como, cuando sale un número, este se oscurece en el cartón y se cierra el obturador de dicha cifra.

Para comprar los tickets sólo tienes que hacer clic en ellos y seleccionar la opción de comprar. El precio de cada uno va de diez céntimos a un euro, según a qué hora juegues. Es más, puedes hacerte con unos cuantos cartones gratis gracias al bono de bienvenida que te ofrece Botemanía.

Unos premios muy importantes

Para ganar (ahora viene lo interesante), tienes dos opciones: el bote progresivo y bote en sí, además del súper bote. En el segundo caso, el premio depende de la cantidad de jugadores que participen por jugada. El bote progresivo, cuya cantidad aparece reflejada a la izquierda de la pantalla, junto con el número de bolas que nos faltan para obtenerla alcanza cotas astronómicas.

En el Bingote también aspiramos a llevarnos un súper bote, que ofrece Botemanía: un premio de 2.000  euros de cuatro a cinco de la tarde y otro de diez a once, de lunes a domingo en ambos casos. El uno  el otro se obtienen cantando el bingo acumulado antes de 49 bolas.

En todo caso, el premio más importante del Bingote es el que se juega los viernes entre las nueve y las diez de la noche: cantando el bingo acumulado antes de 46 bolas, este súper bote supone que te lleves (nada menos que) veinte mil euros.

Divertirse y hacer amigos

Aunque ya te hemos dicho que lo más particular del Bingote es que no tienes que preocuparte de qué número sale, que ya se encarga de eso el sistema en tu lugar: que puedes dedicarte a otras cosas. Por ejemplo, chatear un rato.

Chatear en la página de Botemanía es facilísimo: escribe un mensaje en la parte de debajo de la pantalla del chat y pulsa la tecla de ENTER o haz clic para empezar o unirte a la conversación. Tienes varias salas de chat con anfitriones en cada una de ellas. Estos moderadores se ocupan de los jugadores, de sus dudas o de lo que deseen comentarles. Los identificarás muy fácilmente porque sus nombres se escriben en letras amarillas.

Todo está pensado para que te relajes y disfrutes

No tengas reparo en hablar con los anfitriones, les gusta y están para ayudar. Además, te pueden orientar sobre las particularidades de la sala o sobre los juegos del chat, que también te ofrecen una buena cantidad de premios en efectivo.

Por cierto, si quieres cambiar el color de las letras que usas para chatear, haz clic en el selector de la parte inferior. Por supuesto, puedes enviar emoticonos. No podía ser de otra forma: los juegos de esta página ofrecen una enorme cantidad de opciones y Bingote no iba a ser menos… en todo caso, sería más.

Avances tecnológicos en la energía nuclear

Boom!La energía nuclear es aquella que se libera al dividir el núcleo de un átomo o al unir dos átomos para convertirse en uno individual. Ambos procesos se denominan fisión nuclear y fusión nuclear respectivamente.

Cuando tienen lugar alguna de las reacciones físicas, los átomos experimentan una leve pérdida de masa, la cual se transforma en una cantidad considerable de energía calorífica.

Fue nada más ni nada menos que Albert Einstein quien descubrió este fenómeno con su famosa ecuación E= mc2. A pesar de esto, cuando se habla de energía nuclear generalmente se hace referencia a la generación de energía eléctrica a través de reacciones nucleares.

Es importante considerar que la energía nuclear se puede emplear en una gran cantidad de sectores: aplicaciones médicas, medioambientales e incluso bélicas. Sin embargo, cabe destacar que la producción de energía eléctrica es su utilidad más habitual.

Con el correr de los años y gracias a los avances tecnológicos, la energía nuclear comenzó a aplicarse en muchos otros aspectos de la vida cotidiana de las personas y, como no podría ser de otra forma, en el campo científico también. He aquí un listado más preciso de sus funciones:

  • Aplicaciones industriales: Tienen como principal objetivo el análisis y el control de procesos.
  • Aplicaciones médicas: Se utilizan principalmente en diagnóstico y terapia de determinadas patologías.
  • Aplicaciones agroalimentarias: Se emplea básicamente en la producción de nuevas especies, procesos de conservación de alimentos, lucha contra las plagas de insectos y preparación de vacunas.
  • Aplicaciones medioambientales: Gracias a la energía nuclear es posible determinar la cantidad de sustancias contaminantes en el entorno natural.
  • Otras aplicaciones: El empleo de este tipo de energía también está vinculado con la datación y la geofísica o geoquímica, por ejemplo.

Al hablar de energía nuclear, especialmente del proceso de fisión, es imposible dejar de lado el concepto de reactor. Se trata de dispositivos que producen energía térmica a través de reacciones de fisión.

Actualmente existen diversas clases de reactores nucleares, tales como los de agua ligera y pesada, los de propulsión, los de investigación y los autoregenerativos. Los aparatos en cuestión generalmente se encuentran en las denominadas centrales nucleares, las cuales están compuestas en su mayoría por tres bloques claramente diferenciados (siendo el primero de ellos el reactor propiamente dicho).

Tal como mencionamos anteriormente, la energía nuclear tiene numerosas aplicaciones. A medida que avanza el tiempo y la calidad de la tecnología, sus usos van creciendo de forma considerable. También es bueno hacer referencia a que sus fines pueden ser tanto pacíficos como bélicos. Su utilidad más popular tiene que ver con la creación de energía eléctrica, aunque todavía los costes son elevados. No obstante, las tarifas se disminuyen constantemente gracias a los procesos tecnológicos y a la edificación de plantas nucleares de dimensiones más grandes.

Es evidente que una de las razones principales por la que se busca impulsar novedosos métodos en lo que respecta a la utilización de  esta energía es la crisis petrolífera. En relación con esto, es fundamental comentar que la energía nuclear ya se emplea en la propulsión naval. Esto resulta sumamente ventajoso, ya que permite obtener una elevada velocidad de desplazamiento

Otro uso importante de los reactores nucleares se da en áreas aisladas (como por ejemplo las tierras árticas y antárticas). En estas zonas es difícil el acceso para la energía hidroeléctrica y térmica, por lo que la energía nuclear se constituye como una alternativa excelente.

Por último, no podemos dejar de mencionar que también se puede emplear en un futuro como fuente de energía para trabajos submarinos, protagonista en el proceso de desalación del agua de mar mediante la destilación e incluso para la propulsión de cohetes que serán lanzados al espacio, con el objetivo de que la duración de los viajes sea cada vez más larga.