La crisis nuclear de Japón durará varios meses más

Mucho se habla de la crisis nuclear de Fukushima que vive Japón y que tiene en vilo a todo el mundo. Las noticias sobre la llegada de la radiación a zonas cada vez más alejadas del país del Sol Naciente se repiten diariamente en todos los medios de comunicación del mundo.

¿Tenemos que preocuparnos seriamente por un aumento de la radiación?

¿Afectará esto a nuestras vidas?

Algunos han llamado a las consecuencias de la catástrofe del terremoto-tsunami que sufrió Japón el pasado 11 de Marzo como el Segundo Chernóbil. Sin embargo, éste fue considerado como un accidente grave de nivel 7 que indica un impacto irreversible en las personas y el medio ambiente. Esto es debido a que se libera una gran cantidad de material radioactivo que pone en riesgo la salud de seres vivos y el ambiente en general y requiere medidas urgentes de contraposición. El accidente de Chernóbil entra dentro de los accidentes nucleares más graves según la Escala Internacional de Eventos Nucleares (INES).

¿En qué escala de valores queda la catástrofe de Japón?

La catástrofe nuclear de la central de Fukushima sigue en eterno debate sobre este tema. Las autoridades japonesas consideran el accidente nuclear como “accidente con consecuencias de alcance local”, es decir, de nivel 4. No obstante, los países líderes de la Unión Europea prefieren denominarlo de nivel 6: “Accidente importante”.

Mientras se discute hasta donde llegará los niveles de radiación de Fukushima, el Gobierno Japonés liderado por Naoto Kan ha declarado que “la radiación continuará saliendo de la central durante meses” y que “se trata de un proceso que durará meses”.

Según las últimas noticias la compañía a cargo de la central nuclear del pueblo de Fukushima, Tokyo Electric Power o Tepco, pretende vertir casi 12 mil toneladas de agua radiactiva procedente de Fukushima en el océano Pacífico. El objetivo principal es la de hacer espacio en los reactores 1, 2 y 3 que no permite a los operarios manejar la situación con regularidad.

Continúa la ardua tarea de recuperar el buen funcionamiento de las centrales nucleares, detener un aumento de la radiación que aún no ha sido del todo valorada ni estimada en el caso de que nos afecte y, sobre todo, no cesan las labores de búsqueda y salvamento de aquellas personas que siguen desaparecidas tras el terremoto que asoló el noroeste de Japón en Marzo.

En nucleares estaremos al tanto de las últimas noticias con el fin de manteneros informados sobre una de las energías necesarias para la obtención de energía eléctrica, energía mecánica y energía térmica.